Ricardo III

Persona | Fecha: 1452 NE -> 1485 NE | Revisado: 26/10/2015

Ricardo de Gloucester nació en el Castillo de Fotheringay el 2 de octubre de 1452, siendo el octavo hijo del Duque de York también llamado Ricardo.

Fue rey de Inglaterra desde 1483, el último monarca de la Casa de York.

Ricardo III. Corte de un cuadro anónimo de su época.
Ricardo III. Corte de un cuadro anónimo de su época.

Relatos de la época dicen que Ricardo III tenía un hombro más alto que el otro, seguramente por la escoliosis que se demostró sufría cuando se encontró su esqueleto en 2012.

Su derrota y muerte en la batalla de Bosworth en 1485 supuso el inicio de la monarquía de los Tudor.

Las crónicas cuentan que:

Ricardo luchó con bravura y habilidad durante la batalla, descabalgando a John Cheney, un famoso campeón de justas y matando al portaestandarte de Enrique, William Brandon, y prácticamente llegando hasta el propio Enrique, pero finalmente se vio rodeado y asesinado. La tradición dice que sus últimas palabras fueron «traición, traición, traición, traición, traición».

Se cree que el cadáver de Ricardo fue expuesto desnudo en la colegiata de la Anunciación de Nuestra Señora y después ahorcado por Enrique Tudor (ya convertido en el rey Enrique VII) antes de ser enterrado en la iglesia de la hermandad franciscana de los Grey Friars, en Leicester.

En 1495, Enrique VII levantó un monumento de mármol y alabastro en el jardín de la iglesia, por el que pagó 50 libras.

Aunque había pruebas de que este memorial era aun visible en 1612, ya se había extendido la leyenda de que durante la llamada disolución de monasterios, el cuerpo de Ricardo III se sacó de la tumba y se arrojó al río Soar.

La localización exacta de aquella iglesia se había perdido tras cinco siglos de desarrollo urbanístico, existiendo únicamente una placa conmemorativa en el lateral de la catedral donde se creía que Ricardo III pudo haber sido enterrado.

Sin embargo, en el verano de 2012 unas excavaciones intencionadas bajo un estacionamiento público en Leicester confirmaron que en aquella zona existió la iglesia franciscana y el jardín con el monumento a Ricardo III a principios del siglo XVII. También se halló un esqueleto humano bajo el coro de la iglesia. Unas pruebas de ADN confirmaron que los restos eran de Ricardo, al 99,999% de certeza. La investigación se publicó en la revista Nature Communications.



Archivos


Enigmas


Etiquetas