El Juicio de los Difuntos (o Juicio de Osiris)

Concepto religioso | Revisado: 24/11/2015

El Juicio de Osiris es, dentro del conjunto de creencias de la mitología egipcia, el acontecimiento más importante y trascendental para todos los difuntos. Se describe en el capítulo 125 del Libro de los Muertos.

El Libro de los Muertos: el Juicio de Osiris (cap. 126)
El Libro de los Muertos: el Juicio de Osiris (cap. 126)

Cuando una persona moría, al entrar en la Duat (el inframundo egipcio), debía pasar por una serie de puertas o etapas, sortear peligros y seres malignos, y someterse a este juicio.

El alma del fallecido es guiado por el dios Anubis ante el tribunal de Osiris. Anubis extrae mágicamente el Ib (el corazón, que representa la conciencia y moralidad) y lo deposita sobre uno de los dos platillos de una balanza. El Ib es contrapesado con la pluma de Maat (símbolo de la Verdad y la Justicia Universal), situada en el otro platillo.

En jurado compuesto por dioses le formula preguntas acerca de su conducta pasada, y dependiendo de sus respuestas el Ib disminurá o aumentará de peso en la balanza. Las oraciones de esta parte del Libro de los Muertos dan ejemplos de lo que se juzgaba:

No he cometido iniquidad respecto de los hombres; no he matado a ninguno de mis parientes; no he mentido en lugar de decir la verdad; no tengo conciencia de ninguna traición; no he hecho mal alguno; a nadie he causado sufrimiento; no he sustraído las ofrendas a los dioses...

Thot, actuando como escriba, anota los resultados y los entrega a Osiris.

Al final del juicio, Osiris dictaba sentencia:

  • si era positiva, el Ka (la fuerza vital) y el Ba (la fuerza anímica) podían ir a encontrarse con la momia del difunto, conformar el Aj (el ser benéfico) y vivir eternamente en los campos de Aaru (el Paraíso en la mitología egipcia).
  • si era negativa, el Ib era arrojado a Ammyt, la devoradora de los muertos. Esta segunda muerte suponía para el difunto el final de su condición de inmortal y su total destrucción.


Archivos


Etiquetas