Las puertas del Infierno

Concepto religioso | Revisado: 17/04/2016

Las puertas del infierno son un concepto que nace de la mitología clásica y de algunas religiones actuales, por el cual existen repartidas en el planeta Tierra diversas entradas al inframundo, aunque nunca se ha podido encontrar realmente nada parecido.

Aparecen por primera vez en la cultura clásica en la leyenda de Orfeo, en concreto en la parte en que desciende al inframundo para buscar a su esposa Eurícide.

La cultura hebrea sitúa la entrada al Gehena en el Valle de Hinnom, situado al sureste de Jerusalem.

El geógrafo griego Estrabón dejó escrito que existían tres plutonion ­o entradas al inframundo que se ubicaban cerca de cuevas o lagos, con extrañas propiedades físicas:

Una leyenda cuyos orígenes se remontarían al siglo V, afirma que en una isla del lago Derg (Irlanda) existió una cueva o pozo que daba a una entrada al conocido como Purgatorio de San Patricio.

Otras leyendas sostienen que existía una puerta del infierno donde hoy se ubica el Monasterio del Escorial en Madrid. Como apunte curioso, el cercano lugar donde actualmente está emplazado el santuario del Valle de los Caídos, antes se llamaba la "Boca del Infierno".

Los indígenas que habitaban Nicaragua en el siglo XVI aseguraban a los conquistadores españoles que el hoy conocido como volcán de Masaya, a 20 kilómetros de Managua, era hogar de una bruja a la que consultaban, por lo cual los españoles interpretaron que debía de ser una puerta al infierno.

Desde el siglo XVI, tradicionalmente se ubicaba la entrada al Xibalbá maya en una caverna cercana a la localidad de Alta Verapaz, en Guatemala. También en la selva de Belice existe una gruta que algunos relacionan con la entrada al inframundo maya.

Por último cabe mencionar la obra de Rodin llamada "Las puertas del Infierno", que nada tiene que ver con una entrada al inframundo, si no que está basada en la obra de Dante "La Divina Comedia".


Licencia de Creative Commons

Enigmas


Etiquetas