El judaísmo

Organización | Fecha: 4000 ANE () | Revisado: 29/07/2016

El judaísmo es un término utilizado para agrupar la religión, cultura y tradición del pueblo hebreo, el cual además se considera una nación. La religión judía es la que dio origen históricamente a la cristiana y musulmana, y se asemeja en parte a ésta última sobre todo en la difusa línea que separan la política de las creencias religiosas.

Basa su fe en el Tanaj, un libro que agrupa una serie de textos sagrados entre los que se encuentran la Torá o libro de la Ley entregado por Dios a Moisés, y otros libros proféticos. Además, cuentan con el Talmud, donde se recoge la tradición oral y los debates de los rabinos (sumos sacerdotes) sobre las sobre leyes, tradiciones, costumbres, dichos, parábolas, y leyendas del pueblo hebreo; o el Halajá, donde se recopilan las principales leyes obtenidas de estudio de los anteriores libros.

Para los judíos, cristianos y musulmanes, junto a otras religiones minoritarias, todo comienza con la creación del mundo por Dios, seguido por la historia sagrada de los primeros hombres hasta el diluvio universal. Es importante destacar a Sem, hijo de Noé, cuyos descendientes son llamados semitas. Entre las consideradas lenguas de origen semita están el hebreo y el árabe.

El primer hebreo según la tradición fue Abraham, también descendiente de Noé, quien con 75 años de edad y por orden del mismo Dios viajó desde Mesopotamia a Canaán sobre el 1850 ANE con la misión de engendrar todo un nuevo pueblo para él. Tuvo dos hijos: Ismael e Isaac, e Isaac fue padre de Jacob, quien, en un momento de su vida tuvo que luchar contra un ángel al que venció. El ángel entonces le cambió el nombre de Jacob por el de Israel (de donde viene el nombre de pueblo israelí o del Estado de Israel).

Jacob tuvo doce hijos que fundaron las llamadas doce tribus de Israel, repartidas por Canaán. Tiempo después, ya sobre el 1400 ANE una hambruna asoló la región, por lo que una buena parte de lo hebreos tuvo que emigrar a Egipto. Cuando el número de hebreos aumentó demasiado, el faraón de la época los obligó a trabajar para él, y esto se mantuvo durante varias generaciones, hasta que un siglo después Dios escogió a Moisés, un hebreo de una de las tribus, a quien entregó los diez mandamientos en el Monte Sinaí y ordenó guiar a su pueblo de nuevo a Canaán huyendo a través del Mar Rojo, lo que se conoce como el Éxodo.

Para guardar los mandamientos, los hebreos construyeros la famosa Arca de la Alianza, custudiado a su vez en un santuario móvil llamado Tabernáculo. Aquí también se cuenta que estaba la famosa Menorá, o candelabro de oro de siete brazos.

El Tabernáculo (grabado del siglo XVII)
El Tabernáculo (grabado del siglo XVII)

Al parecer, estando ya cerca de la tierra prometida Moisés y una gran parte de los hebreos empezaron a desconfiar de la palabra de Dios y sus promesas de prosperidad, por lo que Dios les prohibió la entrada (no sin antes vagar durante 40 años por el desierto) salvo a Josué, hijo de Moisés, junto a los hebreos que sí mantuvieron la esperanza en las promesas de Dios.

Josué conquistó Canaán con la ayuda de Dios, destacando el episodio de la conquista de Jericó, cuyos muros se derrumbaron cuando los sacerdotes que custodiaban el Arca de la Alianza tocaron los shofarim, unas trompetas de cuerno de cordero.

A partir de este punto, los hechos relatados por la tradición judía comienzan ya a corresponderse, gradualmente, con los hechos que la Historia como ciencia, ayudada por la arqueología, puede asegurar como ciertos.

Tras el regreso desde Egipto y la reunificación, se estableció una monarquía con capital en Jerusalén que comenzó con Saúl, de la tribu de Benjamín, y que siguió con los famosos reyes David y Salomón, de la tribu de Judá (de quienes el actual pueblo judío se considera descendiente). Salomón construyó el primer Templo de Jerusalén, donde entre otros tesoros guardaron el Arca y la Menorá, además de construir la famosa Mesa de Salomón bajo las directrices de Dios, grabando sobre su superficie todo el conocimiento del universo, la fórmula de la creación y el auténtico nombre de dios, conocida como la Shem Shemaforash, de forma geométrica o de teorema.

Templo de Salomón: dibujo conceptual
Templo de Salomón: dibujo conceptual

Cuando murió Salomón el reino de Canaán se dividió en dos partes: Israel al norte y Judá al sur, lo que significó el inicio de un periodo de guerras y conflictos, además de sucesivas expulsiones de los judios por parte de los invasores.

Israel fue conquistado por los asirios sobre el 700 ANE y Judea por los babilonios sobre el 586 ANE, destruyendo el Templo de Salomón, aunque salvando los judíos a tiempo sus tesoros. Es a partir de aquí donde se escriben las dos versiones del Talmud: muchos judíos de Israel fueron llevados como esclavos a Babilonia (Irak), donde escribieron el "Talmud de Babilonia" que es el que se emplea actualmente, mientras que los judíos de Judea escribieron el "Talmud de Jerusalén".

Unos 70 años después los persas conquistaron Babilonia, lo que permitió a muchos judíos regresar a su tierra natal, momento en el que se construye un segundo Templo sobre el 515 ANE, donde según parece fueron devueltos los tesoros sagrados, y se restablecieron antiguas costumbres y tradiciones.

Maqueta del segundo Templo de Jerusalén
Maqueta del segundo Templo de Jerusalén

Posteriormente el pueblo hebreo hubo de sufrir nuevas invasiones y destierros por parte de los imperios Aqueménida, Macedonia y Seléucida, hasta que en el año 164 ANE un grupo de liberación sacerdotal hebreo llamado los Macabeos consiguió reunificar todo el territorio bajo mandato judío, además de purificar el Templo de icono paganos. Este hecho es rememorado con la festividad del Jánuca, llamado así por un milagro que cuenta que, según la tradición, cuando los sacerdotes regresaron de la guerra con los seleúcidas, encontraron el Templo profanado, habiendo solo aceite para encender el candelabro o Menorá durante un solo día, pero las llamas duraron ocho días, momento a partir del cual el candelabro sagrado pasó a llamarse Januquiá y a tener 9 brazos, por los 8 días que duró encendido, más otro central.

Consiguieron por tanto dominar sus tierras hasta su sometimiento por parte del Imperio Romano en el 63 ANE, época en la cual aparece Jesús de Nazaret, un predicador judío precursor del cristianismo. En esta época, hay que destacar que el Imperio Romano permitía a las poblaciones dominadas conservar sus creencias y practicar su fe y sus ritos libremente, mientras aceptaran el dominio romano sobre la política y la economía.

Este equilibrio acabó rompiénsode en el año 70 de nuestra era con la famosa rebelión de los zelotes, lo que llevó al saqueo y a la definitiva destrucción del Templo, la esclavitud, la expulsión de Jerusalén y la final dispersión de los judíos por el Imperio. Aquí se inició un periodo de exilio llamado Diáspora que duraría casi 2000 años.

Arco Triunfal de Roma: relieve sobre el tesoro hebreo
Arco Triunfal de Roma: relieve sobre el tesoro hebreo

El pueblo judío viviría esparcido por diversos reinos e imperios, sin una tierra propia, sufriendo por un lado persecuciones y matanzas por parte de los musulmanes, sobre todo entre los siglos VII y VIII (aunque luego serían "tolerados" por ser uno de los pueblos de los textos sagrados); y persecuciones, conversiones obligadas y expulsiones por parte de los cristianos, hasta bien entrada la Edad Media, cuando empiezan a agruparse en guetos y a practicar el comercio, muchos de ellos como perpetuos viajeros comerciantes de telas y especias.

Así vivieron las comunidades judías, anhelando el regreso definitivo a Tierra Santa. De hecho, hubo algunas oleadas de inmigración a lo que ya se conocía como Palestina, hasta la creación en 1948 del llamado Estado judío en Israel, el cual hoy día no es reconocido por la totalidad de países del mundo (entre ellos España o Estados Unidos). Su bandera oficial contiene la llamada estrella de David, un símbolo que según la tradición procede de los tiempos de David y Salomón.

Bandera de Israel
Bandera de Israel


Licencia de Creative Commons

Archivos


Enigmas


Etiquetas