Las tuberías de Baigong (China)

Publicado: 04/02/2015

Estos famosos objetos son una serie de tubos metálicos subterráneos, de diversos tamaños, encontrados en una cueva del llamado monte Baigong, a 80 metros del lago Toson (Tousuhu) en la provincia china de Qinghai. Buscar Baigong en los mapas resulta inútil ya que significa literalmente monte. El lago tiene algunos acantilados bajos a lo largo de sus lados sur y oeste, a demás presenta en los alrededores extrañas formaciones rocosas en forma de columnas.

Tuberías de Baigong: entrada a la cueva
Tuberías de Baigong: entrada a la cueva

En uno de estos acantilados, de unos 50 o 60 metros de altura, el escritor Bai Yu describió la existencia de esta cueva en su libro Hacia el Qaidam. Viajó a la zona en 1996 y describió la cueva como de unos 6 metros de profundidad y con forma triangular. Había otras dos cuevas similares más que se habían derrumbado, y el acceso era ya imposible. Había unos tubos de unos 40 cm de diámetro que sobresalían del piso de la cueva y se introducía de nuevo dentro de sus muros. Otros tubos se han encontrado posteriormente en las orillas, orientados en una dirección este-oeste y con diámetros de 0,2 a 5 cm, y dentro del lago, estos últimos al parecer en posición vertical.

Tuberías de Baigong: fragmento de un tubo
Tuberías de Baigong: fragmento de un tubo

Bai Yu tomó una muestra de uno de los tubos y la mandó a analizar en una fundidora local: óxido férrico, dióxido de silicio, y óxido de calcio. El dióxido de silicio y óxido de calcio son los productos que se dan tras una larga interacción entre el hierro y la piedra arenisca circundante, mostrando la antigua edad de los tubos. Al parecer, un 8% de la materia no pudo ser identificada.

En 2001, el Instituto de Geología de Beijing determinó que estos tubos de hierro se fundieron hace unos 150.000 años. La datación se hizo utilizando termoluminiscencia, una técnica que determina cuánto tiempo hace que un mineral cristalino se expone a la luz solar.

Xinmin Weekly, una revista china semanal, reportó en 2003 que los científicos utilizaron espectroscopía de emisión atómica para llevar a cabo un análisis químico detallado de los fragmentos de tubo oxidad. Encontraron materia vegetal en un análisis de las tuberías, y también se encontró lo que parecía ser anillos de los árboles. El artículo relaciona el hallazgo de una teoría geológica que en ciertas temperaturas y bajo ciertas condiciones químicas, las raíces del árbol pueden sufrir diagénesis (transformación de suelo en roca) y otros procesos que pueden producir formaciones de hierro. Se comparó este fenómeno con las raíces de árboles fosilizados en el sur de Louisiana o los tubos fósiles de Navajo (Estados Unidos).

Zheng Jiandong, investigador de geología de la Administración Sismológica de China, que también visitó el lago en 2001 para examinar las tuberías, dijo al periódico estatal Diario del Pueblo en 2007 que algunos de los tubos resultaron ser altamente radiactivos. Explicó que el magma rico en hierro pudo haber ascendido desde las profundidades, solidificándose en tubos, aunque sin explicar la radioactividad. Otros han dicho que los sedimentos de hierro pueden haber sido lavados en las fisuras, realizado con el agua durante las inundaciones.

Actualmente, la teoría más aceptada surge gracias a los investigadores Mossa y Schumacher escribieron en la revista Journal of Sedimentary Research sobre el molde fósil de árbol en Louisiana. Estos investigadores encontraron estructuras cilíndricas en el suelo, cuya termoluminiscencia lo dató con una antigüedad de 75 a 95.000 años. La composición química de los cilindros varía dependiendo de dónde y cuándo se formaron y en qué tipo de suelo. Los autores encontraron que estos eran los fósiles de raíces de árboles, formados por pedogénesis (el proceso por el cual se crea suelo) y diagénesis (la litificación de suelo en la roca a través de la compactación). El resultado de este proceso fue la creación de estructuras metálicas con forma de tubo, que mediante la comparación de las descripciones ofrecidas por los investigadores, parecen ser una explicación perfecta para las tuberías de Baigong.

Las teorías más atrevidas, no solo sobre las tuberías, si no sobre la zona, califican al monte como una pirámide, con tres entradas (las citadas cuevas) llenas de tuberías que conducirían al lago de agua salada (existe cerca un lago de agua dulce). Aunque Xinhua y otras publicaciones en China se han referido a esta pirámide en la que se encuentran las tuberías, esto fue desmentido explicando que se trata de una formación natural del monte.



Archivos


Etiquetas