El clavo de hierro de California

Revisado: 26/03/2016 | 0/0

En el año 1851, en la ciudad de Springfield del estado de Massachusetts (USA), un hombre llamado Hiram de Witt, que al parecer poseía una roca de cuarzo aurífero procedente de California, del tamaño de un puño, dejó caer la roca (no está claro si de forma accidental) de manera que ésta se fracturó.

La sorpresa vino cuando se percató de que en el interior de la dura roca había incrustado un clavo de hierro. Según parece, medía unos 5 centímetros y presentaba una leve corrosión.

Una vez más, estas informaciones (tan extendidas por Internet) hacen referencia a antiguos periódicos, en este caso concretamente citan al The Times del 24 de diciembre de 1851, copiando una línea que decía:

... era totalmente recto y tenía una cabeza perfecta ...

Citan además que el origen de la noticia estaría en otra publicación llamada The Illinois Springfield Republican, aunque no se encuentra ninguna digitalización de estos medios disponible.

Es otro caso más de supuestos objetos fuera de su tiempo basados en las poco fiables publicaciones del siglo XIX donde generalmente se buscaba más un efecto publicitario o un impacto mediático que una investigación real sobre misterios geológicos o arqueológicos.

El hecho fue recogido por el investigador Charles Fort en su conocido libro de 1919 titulado The Book of Damned.


Licencia de Creative Commons

Conversaciones: 0
Respuestas: 0

Etiquetas